Sunday, 27 April 2014

RCM 3: FMEA o COFA.

Después del proceso de taxonomía, que da como resultado una clasificación del equipo en sistema, subsistema y componentes, podemos comenzar el análisis RCM basado en la norma SAE JA 1011.
 El primer paso es establecer un código alfanumérico para la identificación de los equipos, una vez hecho esto comenzamos con las cinco primeras preguntas de la norma:
1. ¿Cuáles son las funciones y los niveles de rendimiento deseados para el active en sus condiciones actuales de operación?

La respuesta a esta pregunta debe incluir todas las funciones del active bajo las condiciones de operación y el nivel de rendimiento deseado.

Estas funciones pueden dividirse en Funciones Primarias, o la razón para la que hemos adquirido el activo, y Funciones Secundarias, o cualquier otra función como protección del medio-ambiente, seguridad / integridad estructural, control / contención / confort, apariencia, dispositivos y sistemas de protección, economía / eficiencia y funciones superfluas.
Análisis FMEA - 1



2. ¿De qué maneras puede fallar en el cumplimiento de sus funciones?

Estos son los estados de fallo asociados a cada función; estos fallos pueden ser Fallos Parciales o Fallos Totales.  


Análisis FMEA - 2
3. ¿Qué causa cada fallo funcional?

Estos son los modos de fallo que, de forma razonable, pueden causar cada fallo. Las listas de modos de fallos pueden incluir a aquellos que ya hayan sucedido, que estén siendo actualmente prevenidos, o que son posibles en las condiciones de utilización y que pueden ser obtenidos de informes técnicos o de bases de datos. Otro recurso puede ser la realización de Análisis de Causa Raíz de fallos no previstos.

Los modos de fallo pueden clasificarse en alguna de estas categorías: Operaciones Incorrectas, Ensamblaje Incorrecto o Daños Externos.

Definir si un modo de fallo es Evidente u Oculto bajo condiciones normales resulta crucial para continuar el análisis y definir las mejores tareas o acciones.

Análisis FMEA - 3
 
4.     ¿Qué sucede cuando ocurre cada fallo?

Las respuestas describen que podría suceder si no realizamos alguna tarea específica para anticipar, prevenir o detectar el fallo. Los Efectos de los Fallos incluyen toda la información necesaria para llevar a cabo su evaluación, así como que evidencias existen de que el fallo ha ocurrido, si puede matar o herir a personas o tiene efectos adversos para el medio-ambiente, tiene efectos adversos para la producción o las operaciones, que daños sufre o que debe realizarse para recuperar las funciones del activo. 

 
Análisis FMEA - 4

5.     ¿De qué manera nos afecta cada fallo?

Estas son las consecuencias de los fallos, que deben tener en cuenta si son consecuencia de modos de fallos ocultos, y si afectan a la seguridad, al medio-ambiente o sólo tienen consecuencias económicas.
Análisis FMEA - 5
En este punto, podemos considerar si realizar un Análisis de Modos de Fallos y Efectos - FMEA – dando valores de Probabilidad (del modo de fallo), Detección (del modo de fallo) y Severidad (de las consecuencias del fallo) y multiplicarlos para obtener en valor de RPN – Número de Prioridad de Riesgo-. Esta es la metodología más utilizada en los estudios de RCM. La norma SAE J 1739 nos proporciona una metodología para realizar FMEA.
Análisis FMEA - 6
 
Otra opción es utilizar la metodología COFA – Análisis de Consecuencias de Fallos – propuesta por Neil B. Bloom que define una Clasificación de Componentes, basada in el árbol de decisión RCM COFA, que clasifica los componentes en Críticos, Potencialmente Críticos, Comprometidos, Económicos o Funcionar hasta Fallar.

Análisis COFA

 La metodología COFA es más sencilla que la basada en FMEA al aportar una clasificación final en base a la cual se deciden las tareas o acciones de mantenimiento, a la vez que mantiene todos los requisitos de la norma SAE JA 1011.



No comments:

Post a Comment