Friday, 13 April 2018

¿Para qué sirve ISO 55001?

 A cuatro años de la publicación de la Norma ISO 55001 sobre Gestión de Activos es el momento de preguntarnos para qué sirve y quién la puede requerir.

 Veo claro que es una Norma muy útil para confirmar que se realiza una gestión adecuada de los activos de una organización, sea del tipo que sea, aunque la propia norma indica que está destinada a activos físicos si bien es adecuada para todo tipo de activos, sin especificar requisitos financieros, contables y técnicos de tipos de activos concretos.

 Esto significa que no sólo puede incluir a los activos tangibles, como pueden ser maquinaria, inmobiliario, mobiliario, terrenos, stocks de productos y materias primas e incluso activos biológicos agrícolas y ganaderos; sino también a los activos intangibles, como pueden ser patentes, licencias, concesiones, procesos operativos, know how, programas informáticos y bases de datos, siempre y cuando cumplan la condición de aportar valor a la organización.



 La propia Norma indica que se destina su uso a las partes involucradas en establecer, implementar, mantener y mejorar el sistema de gestión de activos; las involucradas en desarrollar las actividades de gestión de activos y prestadores de servicios, y las partes internas y externas que evalúan la capacidad de la organización para cumplir con los requisitos legales, regulatorios, contractuales y con los requisitos propios de la organización.

 A esto hay que añadir que esta Norma está alineada con el Anexo SL por lo que se puede integrar con los demás Sistemas de Gestión de la organización posibilitando la creación de procedimientos múltiples.

 Sin embargo, para una organización, la pregunta clave puede ser ¿Quién me puede exigir cumplir con la Norma ISO 55001?

 Ya sea con o sin certificación, además de los gestores de una organización, el cumplimiento de la Norma lo pueden exigir:

  • El regulador, como requisito para introducirse o mantenerse en sectores regulados, como ya está pasando en la distribución eléctrica en algunos países.
  • Los inversores, que quieran conocer el estado real de una organización, sobre todo, aquellos que invierten en valor.
  • Los clientes, que necesiten tener asegurado el suministro óptimo de productos.
  • Las entidades financieras, que necesiten conocer el estado real de una organización y su estado futuro, para poderle prestar servicios financieros con mayor seguridad.
  • Los propietarios, que necesiten conocer y mantener el valor real de la organización, más allá del valor contable.
  • Los compradores, que requieran conocer y asegurar en un futuro el valor de la organización, y particularmente interesante para compradores especializados en adquirir empresas en crisis, ya que la implantación de un Sistema de Gestión de Activos aporta un valor extra a la organización.

No comments:

Post a comment